sábado, 14 de abril de 2012

mis piernas




Mis piernas se abren y mis labios se muestran suplicantes. Piden, claman invasión.

¡Irrumpan! 
Me mojo, me mojo; mis pelos se humedecen: necesito. Mi aroma se libera entre los surcos de mi carne caliente. Estoy desnuda y anhelante.

¡Que irrumpan dije! 
Y mi sangre sóla, mi sangre sóla hincha mis órganos: mis labios se ensanchan, mi carne se pone tiesa. Quiero sangre, mi carne pide sangre.

¡IRRUMPÍ! 
Mi voz implora, mis piernas abiertas, mi concha que llora humedad en desconsuelo. Te pido: 



¡IRRUMPÍME!










di-11

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada